Cruceros de Aventura en Alaska

Con vastos terrenos de naturaleza intacta, Alaska alberga espectaculares glaciares y una abundante vida salvaje.

Desde bosques tropicales hasta fiordos de hielo, el sureste de Alaska es el sueño de cualquier aventurero. Conocer Alaska por barco pequeño puede ser uno de los mejores planes de sus vidas. Explorar Alaska a través de un crucero de aventura significa que podrán conocer de cerca las maravillas de la región y aprender de la “Fiebre del oro” de 1897. Para ver ballenas, focas, águilas, osos y conocer las tribus locales del Pasaje Interior, visiten la Bahía de los Glaciares.

En definitiva, la acción y la aventura de Alaska no acaba jamás, y los recuerdos quedarán para siempre. Todos los itinerarios de crucero por Alaska son espectaculares, no importa cuál se escoja. La mayoría de cruceros en barco pequeño exploran el sureste de Alaska (conocido como ‘Panhandle’).


A continuación, una lista de los planes de aventura a resaltar:

Navegar el Pasaje Interior. Este conjunto de canales, formado hace millones de años por enormes glaciares, va desde Puget Sound, en Washington, hasta la costa de Columbia Británica hacia el Golfo de Alaska. El Pasaje Interior alberga escenarios espectaculares que cambian constantemente. Con una extensión de 800 kilómetros y rodeando más de 1000 islas, éste es un hábitat natural de ballenas, águilas calvas, lobos marinos y marsopas.

El Parque nacional y reserva de la Bahía de los Glaciares. Los paisajes en la Bahía de los Glaciares, la biósfera más grande protegida por la UNESCO, son maravillosos. Si tienen suerte podrán ver coloridos frailecillos, cabras de montaña, águilas y lobos de mar en un paisaje impresionante y con los increíbles sonidos de la naturaleza al fondo.

Isla Chichagof e Isla Baranof. Éstas son solamente dos de las muchas Islas en Alaska. La primera alberga marsopas, focas, ballenas y la población más grande de osos por metro cuadrado. La de Baranof tiene calas escondidas, aguas termales y una gran gama de vida salvaje.

Tracy Arm es un fiordo con paisajes fenomenales. Está localizado a 70 kilómetros de Juneau y tiene una extensión de más de 45 kilómetros. Está cubierto por hielo en una cuarta parte y rodea algunos de los glaciares más grandes de Alaska. Exhibe impactantes cascadas, acantilados de más de 1.5 kilómetros de altura y además es hábitat de focas, cabras de montaña, águilas y ballenas que transitan la zona.

Ketchikan es conocida como la ‘capital del salmón en el mundo’ y es una ciudad rica en historia. Inició como emplazamiento de una fábrica de procesamiento de salmón cuando el único medio de vida era la pesca. Luego, la región se empezó a mover alrededor de la minería de cobre y oro y más adelante sirvió como proveedor de materiales para la construcción de aviones de la Segunda Guerra Mundial. Gracias a sus museos, librerías, restaurantes y a la increíble vida salvaje que alberga (cabras de montaña, osos negros, nutrias de mar, ballenas jorobadas, orcas y focas), es fácil entender por qué hoy en día el turismo es su fuente económica primaria.

Sitka es otra ciudad rica en historia y está ubicada al sur de la Isla de Baranof. Luego de que los E.E.U.U les compraran Alaska a los rusos en 1867, éste fue el lugar en el que se izó la bandera americana y descendió la rusa.

Mejor temporada de cruceros en Alaska

La mejor época para hacer un crucero en Alaska es entre abril y septiembre, siendo junio y julio meses de temporada alta por el aumento en la temperatura del agua y la longitud de los días. Aunque al principio de abril y al final de septiembre se den las temporadas bajas, éste es el mejor momento para ver la Aurora Boreal por la corta duración de los días. En abril y mayo las cimas de las montañas están nevadas, lo cual ofrece un espectáculo hermoso en esta época.

La temporada desde mediados de abril hasta el final de agosto es ideal para ver ballenas (en especial orcas y jorobadas). No obstante, los cruceros de aventura por Alaska les permitirá impresionarse en cualquier temporada con la vida salvaje gracias a las cabras de montaña, los osos negros, las focas, las nutrias de mar o las águilas calvas.

¿De dónde salen los cruceros en Alaska?

El puerto de salida de los cruceros de Alaska depende del itinerario escogido. Sin embargo, la mayoría salen desde los siguientes lugares:

A Ketchikan, ubicado en la Isla Revillagigedo, se puede llegar por Alaska Airlines desde Seattle o también vía ferry desde la Autopista Marina de Alaska (AMHS por sus siglas en inglés) que tiene conexiones desde los E.E.U.U y Canadá. Es importante tener en cuenta que de Washington a Ketchikan el viaje dura 3-4 días.

Juneau: se puede llegar vía aérea o marítima. Alaska Airlines ofrece vuelos diarios desde Seattle o Anchorage y Delta Airlines los ofrece por temporadas desde Seattle. La otra opción es el ferry de la AMHS.

Petersburg. Aquí se puede llegar en los vuelos diarios de Alaska Airlines desde Washington, Seattle y Anchorage. También se puede vía AMHS.

Sitka tiene conexiones desde Seattle, Anchorage, Fairbanks, Juneau y Ketchikan por Alaska Airlines. También está la opción del ferry pero, lo decimos de nuevo, éste es un viaje que puede tomar de 3 a 4 días.

Seattle, al ser una ciudad importante de los E.E.U.U, es de fácil acceso (por avión, tram y tren, entre otras).

Es importante revisar el itinerario antes de iniciar el viaje, pues los puertos de salida pueden cambiar según la ruta escogida. Hay viajes de ida y vuelta (por ejemplo de Juneau a Juneau) y otros que salen de un sitio y llegan a otro (por ejemplo de Seattle a Juneau o de Sitka a Ketchikan). El plan a escoger depende de qué tanto interés haya en tener una base terrestre en el viaje. Además, también pueden entrar en consideración los buques de reposicionamiento que son los que ofrecen unos viajes de aventura únicos que no hacen parte de los planes regulares. Sea cual sea su ruta, es importante llegar al sitio de salida al menos un día antes de iniciar su crucero de barco pequeño en Alaska.

Tips para los cruceros en Alaska

Ver las siguientes recomendaciones antes de iniciar un viaje en crucero de barco pequeño por Alaska:

¿Qué esperar en un crucero por Alaska?: ¡Aventura, emoción y la belleza del sureste de Alaska! Lo cruceros de barco pequeño ofrecen cómodas habitaciones, alta cocina alaskeña y nuevos amigos. Cada día empieza generalmente con un gran desayuno seguido de una caminata, un plan de avistamiento de ballenas y de observación de aves por los ríos de la costa, o una visita a conocer a los locales. Para mantener el calor, lo mejor es beber un chocolate o toddy caliente y, para relajarse en la noche, un vino en la cena.

Planificar - la mayoría de cupos en los cruceros por Alaska se venden con 6 a 9 meses de anterioridad, por lo que hay que reservar temprano para no llevarse la decepción de no conseguir uno. Desde mediados de abril hasta principios de mayo, y entre finales de agosto y mediados de septiembre, los planes son más accesibles económicamente (ahorro de hasta de 400USD comparado con la temporada junio y julio).

Llegar temprano - Es recomendable llegar con un día de anticipación para asegurarse de estar a tiempo en el crucero. Como a la mayoría de puertos en Alaska hay que llegar en vuelos cortos, es aconsejable calcular tiempo extra por posibles retrasos.

Escoger el viaje ideal - aunque la elección de los cruceros por Alaska depende de preferencias puramente personales, todos los planes son fabulosos ya que los itinerarios han sido creados con mucho esfuerzo. Normalmente los planes son de 7, 8 o 10 días de duración y hay varios tamaños de barcos para los cruceros en Alaska. Ver la página de Mejores Cruceros de Barco Pequeño en Alaska para mayor información.

¿Qué llevar? - La temporada de cruceros en Alaska es entre abril y septiembre; desde la entrada hasta la salida del verano. Las temperaturas oscilan entre los 12 y 18°C y pueden bajar cinco grados en la noche, por lo que se recomienda llevar ropa adecuada. Es aconsejable llevar impermeable para evitar mojarse con las fuertes lluvias que puede haber al sureste, y botas o zapatos adecuados para las caminatas. Además, gafas de sol para protegerse del reflejo del sol sobre el agua. Aunque en las embarcaciones casi siempre hay binoculares, no sobra traer un par propio, ya sea para compartir o para usar cuando los de la embarcación no estén disponibles.

Consejos de viaje en Alaska - como Alaska es un estado de los E.E.U.U, cualquiera que quiera entrar debe tener un pasaporte válido que tenga al menos seis meses más de vigencia. Además, si no es ciudadano americano debe contar con una visa para entrar al país. Por favor revisar los requisitos actuales de visado antes de planear un viaje.

Contactar a nuestro equipo de reservaciones para discutir su crucero en barco pequeño por Alaska.


Alaska Reseñas

  • 9,3 Magnífico
  • 8 Reseñas Verificadas