Buceo Vida a Bordo en Filipinas

Más de 2.000 especies de peces habitan las aguas de las 7.0107 islas de Filipinas. No cabe duda de que nos encontramos ante un destino de primer nivel.

Un crucero de buceo en Filipinas ofrece un sinfín de posibilidades. Los buceadores visitan este país de más de 7000 islas situado al norte del Triángulo de Coral durante todo el año para sumergirse entre sus fantásticos corales, encontrarse con tiburones ballena, explorar antiguos pecios y maravillarse ante su increíble biodiversidad.Los más exigentes acuden al Parque Marino del Arrecife de Tubbataha donde, a unos 150 kilómetros mar adentro, los grandes pelágicos surcan los jardines de coral.

Las Visayas son otra buena opción, con clásicos del Triángulo de Coral como el caballito pigmeo o el pez mandarín sin olvidar al escurridizo tiburón zorro en Malapascua. Otros destinos incluyen el arrecife de Apo, los pecios de Coron o Puerto Galera y los tiburones ballena en Donsol, Oslob o la bahía de Sogod.


Nuestros cruceros de buceo ofrecen una amplia selección de viajes durante todo el año, combinamos varias islas en un único viaje y ofrecemos la posibilidad de alcanzar lugares muy remotos.

CRUCERO DE BUCEO EN FILIPINAS

Desde Malaspascua, a las Visayas pasando por Tubbataha un crucero en Filipinas ofrece interminables posibilidades.

El buceo vida bordo en Malapascua, una tranquila isla al norte de Cebú, gira en torno a los tiburones zorro. Monad Shoal es el único lugar donde tendremos cierta certeza de encontrarnos con estos animales únicos. Los buceadores novatos deben saber que Monnad Shoal puede tener fuertes corrientes y su profundidad hace muy aconsejable una certificación de nitrox. En superficie, Malapascua es una isla relajada sin coches y con amables habitantes. Los vida a bordo en Malapascua incluyen Sea Doors y Philippines Siren.

Un crucero en Malapascua dura entre seis y diez noches y el precio ronda los 300 euros por noche. El mejor momento para visitar Malapascua es entre junio y la temperatura del agua es de entre 17 y 30°C. Los cruceros salen desde Cebú, conectada con Manila y otros aeropuertos del sudeste asiático. Otros lugares que visitan los cruceros en Malapascua son Cebú, Negros o Leyte.

Los buceadores más experimentados aseguran que las Visayas son una fantástica opción para conocer Filipinas bajo el agua. Este grupo de islas ofrece una vida macro espectacular, tiburones ballena, tiburones zorro, bancos de sardinas y lugares de buceo afamados por el buen estado de los corales. Las rutas incluyen Moalboal en Cebú con gigantes bancos de sardinas, la isla de Apo en Negros, Carniguin, Bohol, Siquijor y el sur de Leyte. El buceo es apto para todos los niveles y los cruceros pueden ser desde embarcaciones a motor hasta barcos mercantes renovados.

La duración es de seis a diez noches, aunque algunos itinerarios ampliados llegan hasta doce o trece. El precio se encuentra entre 250 y 500 euros diarios. El buceo se realiza durante todo el año aunque desde marzo a junio algunos barcos parten a Tubbataha. La mayoría de cruceros parten desde Cebú y algunos desde Moalboal (al que se llega por carretera desde Cebú), Malapascua (por carretera o ferry) o Durnaguete (vuelo doméstico desde Manila o vuelo/carretera/ferry desde Cebú).

El Parque Marino del Arrecife de Tubbataha, patrimonio de la humanidad, se encuentra entre los destinos más codiciados de muchos buceadores. La única manera de acceder a estos remotos arrecifes del mar de Sulú es en vida a bordo. Quienes se aventuren hasta aquí serán recompensados con pelágicos como el tiburón martillo, numerosas tortugas y fantásticos paisajes marinos, sin olvidar la increíble vida macro de las Filipinas. Para las inmersiones en los atolones norte y sur, así como las del arrecife Jessie Beazley se aconseja experiencia en corrientes./p

El mejor momento para visitar Tubbataha es de marzo a junio y la duración de los itinerarios suele ser de seis a siete noches. El precio se encuentra entre los 300 y algo más de 500 euros por noche. La mayoría de cruceros parten de Puerto Princesa en Palawan, a hora y media de vuelo desde Manila. Seadoors y Philippine Siren ofrecen algunos itinerarios ampliados con Visayas, desde donde zarpan.

 

MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR

Las mejores condiciones suelen darse de marzo a junio y la temporada de tifones tiene lugar de septiembre a diciembre. La temperatura ronda los 23-30 °C y la visibilidad varía ampliamente según la época y zona entre los 5 y 45 metros. La temporada para avistar al tiburón ballena va de marzo a mayo y algunos de los principales puntos de buceo como el arrecife de Tubbataha ofrecen lo mejor de sí entre marzo y mayo.

CÓMO LLEGAR A FILIPINAS

La mayoría de cruceros en Visayas (incluyendo Malapascua) parten de Cebú. Desde aquí los cruceros ponen rumbo a la isla de Apo, Moalboal, Siquijor, Bohol, Camiguin, Leyte y, por supuesto, Malapascua. Algunos lo hacen desde Malapascua, Moalboal, Dumaguete o, en contadas ocasiones, Puerto Princesa (ver la sección de Visayas). Aquellos con tiempo pueden disfrutar de la ciudad (aunque el tráfico es denso), visitar otras islas o las junglas y cascadas del interior. Los arrecifes de Mactán, son fácilmente accesibles y aptos para todos los niveles.

Cebú se encuentra a hora y media de vuelo desde Manila y también está conectado con otros destinos del sudeste asiático.

Puerto Princesa, la capital de Palawan, es el punto de partida para Tubbataha. Aquellos con tiempo podrán disfrutar de actividades como la visita al Parque Nacional del río subterráneo de Puerto Princesa, también patrimonio de la humanidad. Cerca de Puerto Princesa hay inmersiones como Port Barton o El Nido, muchas aptas para novatos.

Puerto Princesa está conectado con Manila y Cebú por Cebu Pacific Airlines y Philippines Airlines.


Filipinas Reseñas de buceo

  • 8,8 Fabuloso
  • 31 Reseñas Verificadas